Bendigo mi vagina, bendigo mi sangre

Bendigo mi vagina: puerta de la vida y el placer.
Bendigo esta sangre que por esta puerta fluye
porque me hace pura
y me eleva hacia mundos infinitamente insospechados
a donde puedo viajar sola o acompañada.

Bendigo esta sangre porque convierte al sexo
en algo especial y sagrado.
Bendigo esta sangre que me libera
del imperativo biológico de parir,
de entregarme abnegadamente a otros.

Bendigo esta sangre porque me hace completamente libre,
y por ella todos mis actos son para
mi placer y el de los que amo.
Bendigo esta sangre porque con ella
puedo hacer magia y rituales.

Bendigo esta sangre que fluye a través mío con cada luna
y me hace una con todo el universo.
Bendigo esta sangre que me invita a meditar
y a salir del mundo desenfrenado y material

Bendigo esta sangre que me invita a ver mi propio ser,
y el de todos los seres.
Bendigo esta sangre porque a través de mis emociones
el mundo puede ver su propio rostro sensible
que tanto se esmera en esconder.

Bendigo esta sangre porque no estoy embarazada
pero, gracias a ella, podré estarlo si lo decido.
Bendigo esta sangre porque me da
el trance y el éxtasis necesario,
para hacer oráculos, viajes astrales y sanar.

¡Bendigo esta sangre porque me purifica,
me transforma y me libera de todos los mandatos
que me han herido a mí y a todas mis hermanas
y a las antepasadas a lo largo de la historia!

Myriam Wigutov

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s