Todas las flores sangran

Grietas. Grietas y una textura que, os lo juro, yo no sabría describir.

Alrededor todo es peso y suavidad.

Diría que la piel de este pecho es frágil pero también comprendo que en el interior de su tersura hay una materia extraña.

Toco.

Presiono.

Moldeo.

¿Qué habrá aquí dentro?

Me miro en el espejo y contemplo el bulto que me hace mujer, y que a veces crece hasta el dolor.

Aquí estoy, desnuda.

Mi cuerpo parece una carretera llena de baches.

Atiendo a mis cicatrices.

Grietas.

Grietas otra vez y de pronto una flor.

A veces no sé qué es mi cuerpo pero hoy presiono y sé que soy lo que tengo que ser porque florezco.

Me piden que me avergüence.

Me piden que me oculte.

Me piden que no me derrame.

Pero yo desobedezco porque lo sé:

todas las flores sangran.

Luna Miguel

(España, 1990)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s